Franquicias: Una herramienta para empresas familiares

Mother and Daughter Florist Team

“El sector no va a parar de crecer, porque se ha convertido en una de las fuentes fundamentales para generar autoempleo”, dijo el presidente de la Cámara Venezolana de Franquicias (Profranquicias), Carlos Núñez, quien reconoce que las franquicias han sido afectadas por la escasez de locales y los problemas propios del entorno macroeconómico, por lo que montar empresas, bajo este modelo, ha sido muy costoso.

El sector servicios ha tomado el liderazgo en el área de franquicias, básicamente porque se trata de negocios que dependen menos de materias primas importadas y, en consecuencia, son más viables.

Otra fuente de oportunidad que destaca el presidente de Profranquicias, está en los sectores populares. “Muchas veces no solemos mirar con interés este mercado, pero se pueden hacer cosas extraordinarias, incluso utilizando el modelo de franquicias para generar redes de proveedores para empresas más grandes”, advierte Núñez.

Igualmente, el modelo de franquicias se ha convertido en herramienta de crecimiento para empresas familiares, porque permite manejar de manera más transparente y eficiente el tema de la propiedad.

“Ocurre que, a partir de una marca familiar, se generan redes de producción o comercialización, donde intervienen parientes y amigos, con negocios franquiciados. Lo medular es que tengan una central de compras para hacer las economías de escala necesarias”, apunta Núñez.

Para Núñez este modelo de negocios es una oportunidad viable para enfrentar entornos complejos, porque permite crear negocios formales, con menos riesgo y a costos que pueden resultar razonables para capitales relativamente modestos.

El sector franquicias en Venezuela se ha desacelerado debido a los altos costos que implica montar nuevas redes, derivados de la inflación, las restricciones cambiarias y los problemas para importar equipos y tecnologías.

De acuerdo con el presidente de la Cámara Venezolana de Franquicias el sector venía creciendo de manera sostenida hasta 2014, con una tasa interanual de 4% en los últimos cinco ejercicios; sin embargo, la situación cambió en 2015, aunque no existen cifras definitivas sobre el comportamiento al cierre del año.

En el país funcionan 528 franquicias, que generan unos 120.000 empleos y mantienen una red de 12.500 establecimientos. Según Núñez, en 2016 se espera la puesta en operación de 20 nuevas centrales de franquicias, de diversos rubros, cuyos proyectos ya están adelantados.

Fuente: Artículo escrito por Érika Hidalgo López para Mundo Economía y Negocios

Deja un comentario

*

You May Also Like

Latest Products

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.