Hacer lo que amas o dejarte influenciar, tú eliges

shutterstock_177721871-976x651

 

¿Alguna vez se han dejado influenciar por otros? Frases como: “¡No puedes hacerlo!” “¡No te queda bien eso!” “¿Estás segura?” Parecen inofensivas a simple vista pero a la larga te afectan en tus decisiones, en lo que realmente quieres hacer con TU vida. Pero a veces nosotras mismas somos las que nos atacamos y he ahí el más grande error.

Muchas veces nos dejamos influir por otros y esto a futuro nos crea barreras, miedos e inseguridades; solo por complacer a los demás. Está científicamente comprobado que las personas influyen en otras tanto positivamente como negativamente, pero solo depende de nosotras mismas dejar que nos influya y que NO nos permitan hacer lo que amamos.

Así que ¡NO te detengas!
Haz lo que amas, ama lo que haces

Déjenme contarles una historia: Había una vez un vendedor de teléfonos móviles de aspecto desagradable, pero amable al corazón. Era uno de esos hombres feos, sin dientes, obeso; que uno ve en la calle y dice: ¿Qué le paso?

Este vendedor tenía una ilusión, un sueño que creía irrealizable. Él quería cantar. Pero no música Pop o Rock, no quería ser reguetonero, no… él quería ser cantante de Ópera. ¡Imagínense!

Un día viendo la televisión apareció un anuncio de un concurso de canto y el vendedor pensó que podría probar suerte, pero pronto desechó esa ridícula idea. “Un gordo feo que canta Ópera no interesa a nadie. ¿Quién querría ver a alguien como yo cantando música olvidada?”. Apagó la televisión y se fue a dormir.

Al levantarse la mañana siguiente se encontraba de buen humor. No sabía por qué, pero algo le animaba el día y se sintió más dispuesto a ser feliz, a hacer lo que le gusta, a sentirse realizado con su trabajo. Pensó “¿por qué no? No tengo nada que perder y, por lo menos, compruebo si aún están en forma mis cuerdas vocales”. Pidió el día libre en el trabajo y se acercó al lugar del casting.

Ya en el sitio se sintió completamente fuera de lugar. Personas mucho más jóvenes que él, con una apariencia física atractiva y con un aspecto sin duda mucho más cool que el de él, aguardaban en la fila nerviosos porque llegaran sus turnos. Él estaba más nervioso que ellos pues nunca le había gustado que se fijaran en su persona, porque siempre se sentía juzgado por su aspecto. Y en ese lugar todos los ojos atónitos y burlescos se clavaban en él.

Por fin llegó su momento y subió al escenario. Frente a él, tres jueces y detrás de estos, cientos de personas en la sala de butacas mirándole fijamente con ojos burlones. De fondo se oía algún comentario como “¿qué hace éste aquí? ¿Habrá pensado que esto es la sección de dulces del supermercado?” A lo que otro respondía: “yo creo que buscaba a su dentista, pero es tan tonto que se ha perdido” y risas a continuación.

Nuestro vendedor cantó y dejó a todos con la boca abierta. Lo demás es historia, no le bastó participar en el concurso, sino que ¡GANÓ!

Esta es la historia de Paul Potts, cantante inglés de ópera, ganador de este concurso de talento. Su disco es el cuarto más vendido en Amazon.com y su fama ha dado la vuelta al mundo entero. Es considerado hasta mejor que el maestro Pavarotti.

Ahora bien, pregúntate: ¿Estoy haciendo lo que amo?

Sacado del libro Motivación a Millón del coach Stephan Kaiser: “Este es el gran secreto de las personas exitosas y felices: hacen lo que aman hacer y encuentran alegría en su trabajo. Aun cuando tal vez fracasen o no consigan reconocimiento externo por su labor, ellos aman lo que hacen y por eso no les importa si hay algunos que los critican. Lo importante es que siguen su pasión y propósito en la vida y por ello tarde o temprano se vuelven exitosos. Los cantantes cantan. Los escritores escriben. Los músicos hacen música. Tienes que hacer lo que amas hacer. Solo así amaras tu vida y tu éxito”.

Escrito por Prema Daye // Instagram: @powerfulcoaching

Deja un comentario

*

You May Also Like

Latest Products

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.