Testimonio ASE | El Patio de los Corotos, concepto exitoso de Claudia Valladares

El Patio de los Corotos 1

Claudia Valladares es la creadora de El Patio de los Corotos, un concepto de venta de garaje que ha transformado en éxito con grandes eventos y tiendas físicas, siempre bajo el lema “no tiene que ser nuevo para ser espectacular”


Mi nombre es Claudia Valladares, estudié Comunicación Social en los Estados Unidos donde tuve la oportunidad de hacer pasantías en la mejor escuela: Disney World; además soy Licenciada en Mercadeo, egresada de la Universidad José Antonio Páez en la ciudad de Valencia de Venezuela, en la que he vivido desde mis nueve años.

Hija de padres caraqueños (Caracas) que vivieron algunos años fuera del país, me pudieron brindar la oportunidad desde muy pequeña de viajar y ver cómo son otras culturas fuera de mis fronteras. Hoy día lo aprecio y agradezco mucho, pues gracias a estas experiencias he podido evolucionar en Venezuela.

A los 24 años decidí formar familia, estoy casada y soy mamá de dos, Arturo Ignacio (9 años) y Emiliana Isabel (7 años). Mi esposo y yo formamos juntos un motor de trabajo que nos impulsa cada día a seguir por nuestros hijos.

El Patio de los Corotos 9

Claudia Valladares, fundadora y coordinadora de El Patio de los Corotos

En el año 2014 fuimos víctimas de una mala jugada en un negocio, perdimos muchos de nuestros bienes y nos vimos en la necesidad de comenzar desde cero. En ese momento una de las pocas cosas que pudimos conservar fue un local comercial en un centro comercial de la Valencia que no era muy concurrido pero tenía buena locación. Como mujer mi motivación principal era buscar la mejor manera de ayudar a nuestra familia para que se sostuviera económicamente con este negocio.

En julio de ese año, en una de esas largas noches de poco sueño, me vino a la cabeza la idea de hacer una venta de garaje, tal como se hacen en algunos países desarrollados que visité con mi familia. Poner en práctica un evento distinto como ese en nuestra ciudad y en un centro comercial de poca concurrencia, podía resultar positivo al permitir que mucha gente lo visitara y así aprovechar la oportunidad para que esos visitantes conocieran mi local. Crecer en cantidad de clientes era mi objetivo.

Esta primera idea la compartí con mi mamá y mi esposo, ambos me vieron con escepticismo, pues nuestra pequeña sociedad en Valencia es bien particular. ¨La gente no va a querer que la vean comprando y mucho menos vendiendo cosas usadas Claudia¨, me dijeron; pero eso no fue un impedimento, pasé una mañana completa investigando qué otras ventas de garaje se habían hecho en el país, y para mi sorpresa solo se sabía de la existencia de una: la tradicional de Caracas en donde funcionaba un antiguo Autocine. Esto lo hacía ver como un reto aún mayor.

CREER Y HACER

Luego de esa primera idea de hacer el evento, redacté un breve mensaje de texto que compartí con algunas amigas invitándolas a participar en mi venta tipo bazar, como expositoras para vender algunas cosas que tenían sobrantes en sus casas, pasar un día divertido y brindar la oportunidad a otros de conseguir piezas en buen estado a mejores precios. Esto lo hice sin imaginar lo que se avecinaba en el país con la dura crisis económica, pero sí ya observando que algunos bienes no se estaban importando a Venezuela y que cada día los precios aumentaban considerablemente.

El Patio de los Corotos 2

En menos de dos días tenía 15 personas inscritas para esa primera edición de la actividad, había superado mis expectativas, ahora tenía un nuevo reto: poder cumplirle a esas personas mi palabra sobre la afluencia de visitantes que iría a comprarles; para ello debía convencer a los valencianos que comprar objetos de segunda mano era una buena idea, y esto requería de mucho ingenio. Primero había que buscar un nombre atractivo para el evento, es allí cuando nace El Patio de los Corotos, “Patio” porque así era el lugar dentro de ese centro comercial, un bello patio central con alguna vegetación que brindaba un ambiente cálido y cómodo a los visitantes y “Corotos” porque es una palabra 100% venezolana con la que solemos llamar a las cosas que tenemos (viene de una antigua anécdota).

A pocos días de la fecha propuesta para el primer Patio de los Corotos llamé a una amiga del colegio (@tarjeteriamaos) y le dije que necesitaba para esa noche un logo y un afiche para invitar a la gente a mi evento, pero que tenía una mala noticia: “no tengo ni un medio para pagarte”. Son en momentos como estos cuando las amistades tienen un peso importante en cualquier historia de éxito, ella con mucho amor y dedicación creó lo nuestro primer logo. Le estoy eternamente agradecida por lo que hizo por mi.

El Patio de los Corotos 4

Pasaron los días, yo solita iba pegando afiches, enviando mensajes, hablando con la gente en la calle y con los nervios a mil. Llegó el 19 de julio de 2014, fecha prevista para el evento, 6:30am era la hora que citamos a los vendedores, estos iban llegando emocionados y con muy buena vibra, se saludaban entre ellos, montaron sus pequeñas tiendas en el espacio que les correspondía, todos deseándose un excelente día de ventas; para mi sorpresa a las 7:00am una persona me dice “ya hice mi primera venta”.

Así transcurrió la jornada, la gente vendía, los clientes que compraban pasaban por mi  negocio, era un día de alegría y algarabía. Al finalizar la tarde un muchacho se me acercó y me preguntó cuando sería la próxima fecha, yo no lo había pensado, porque mi propósito era que toda la gente que había conocido mi tienda ese día volvieran a visitarme, pero el chico muy insistentemente sacó su teléfono, puso su agenda y me planteó una fecha, yo le dije “vamos a hacerlo”. Todavía no puedo creer que yo sola pude organizar un evento completo, una actividad que hoy día requiere de casi 20 personas en acción para su realización.

EL CRECIMIENTO

En el Centro Comercial la Viña, cuna de El Patio de los Corotos, estuvimos un año exacto, tiempo en el que conocimos cómo era el negocio, qué querían los clientes y qué podíamos ofrecerles, además de ser un año lleno de retos para mi familia, en el que poco a poco superamos las dificultades económicas con mucho trabajo honesto y digno. También incorporamos una figura importante dentro de nuestra organización que nos ayudaba en el área logística y que hicimos se enamorara como nosotros de este sueño, nuestra socia Gloria se incorporaba al equipo.

Motivados por el crecimiento que estaba teniendo el evento, debimos buscar nuevas locaciones y en esa búsqueda tuvimos eventos que dejaron ganancias y otros que dejaron pérdidas, pero todos fueron importantes porque sentíamos que con cada uno aprendimos, crecimos y avanzamos para mejor. Fueron muchas piedras en el camino que en lugar de hacernos frenar o caer, nos impulsaban a saltarlas para continuar construyendo nuestro camino.

El Patio de los Corotos 8

En diciembre de 2015, luego de unas controvertidas elecciones parlamentarias en Venezuela, decidimos que El Patio de los Corotos naciera legalmente, formalizamos nuestra empresa con todos los deberes. En ese mismo momento  mi esposo tiene la idea de crear nuestra propia página web y  diseñar un sistema operativo en el que los vendedores pudieran monitorear sus ventas y tener una billetera virtual con la cual pudieran administrar el dinero que generaban en nuestros eventos y pagar cualquier servicio desde nuestra plataforma.

LA EXPANSIÓN

A principio de 2016 recibimos una llamada de un pareja joven de la ciudad de Barquisimeto, ellos querían llevar El Patio de los Corotos a su ciudad, brindarles tal como lo habíamos hecho nosotros en Valencia una oportunidad de compra y venta a los habitantes de esta región. Allí arrancamos esa aventura en el estado Lara de Venezuela, María Eugenia y Carlos eran el reflejo de mi esposo y yo, luchadores y trabajadores natos que no tenían miedo a los retos, recibimos apoyo de grandes empresas y nos dimos cuenta el peso que tenía nuestro nombre sin nosotros imaginarlo.

A mediados de ese año todo se veía tranquilo y con buena marcha, pero como siempre queremos innovar, así que vimos la oportunidad de abrir una tiendita, pues muchos cliente que no querían ir a la venta de garaje por la cantidad de gente que nos visita, pero igual tenían ganas de curiosear y ver qué podíamos ofrecerles. Es allí cuando nace El Patio Galería, una pequeña exhibición en el anexo de una casa (10mts2) de piezas finas para el hogar: vajillas, cristalería, cubertería, platería, muebles, piezas para decorar y otras cosas más de segunda mano. Nuestra sorpresa es que al cabo de nueve meses nos mudamos a un local comercial en El Viñedo, una de las zonas más cotizadas en Valencia. Pudimos ampliar el muestrario de piezas en este lugar mas céntrico para los clientes y con un extendido horario de atención al público.

El Patio de los Corotos 6

En 2017 recibimos una llamada interesante de otra pareja joven, Jessika y Miguel, desde la ciudad de Acarigua, ellos escucharon sobre nuestro proyecto y querían replicarlo en su estado, sin titubear y con experiencia nos fuimos para Portuguesa a llevar nuestro nombre.

Ahora en 2018 no podía ser distinto, a pesar de que el país nos arropa en dinámica, queremos seguir dejando huella, es por ello que arrancamos el año con una nueva unidad de negocio: venta de trajes de novias de segunda mano. El Patio Galería en Valencia abrió un espacio especial donde la novia puede ir en compañía de su familia y amigas a disfrutar de ese momento único como es elegir el traje de sus sueños, provenientes de grandes casas como Pronovias, David’s Bridal, Casa de Novias y muchos más, pero al menor costo posible.

El Patio de los Corotos 5

EL SABOR DEL ÉXITO

Hoy nos sentimos muy contentos del crecimiento que hemos tenido, gracias al trabajo y la constancia de un equipo de trabajo formidable: Arturo Michelena, mi esposo, ingeniero de profesión pero administrador de corazón, que nos ayuda con las finanzas y nos da la fortaleza de seguir arriesgándonos; Gloria Fuste, española de nacimiento pero venezolana de corazón, ingeniero en computación de profesión, quien no descuida ni un detalle para que cada una de nuestras actividades se lleven a cabo con el protocolo que corresponde; y mi persona, Claudia Valladares, con la mente siempre activa ideando nuevas formas de crear, innovar y reinventarnos; además de más de 40 personas que trabajan con nosotros y que hacen posible que hoy en día nos llamemos El Patio de los Corotos con mucho orgullo.

Es importante destacar que desde el día uno El Patio de los Corotos trabaja de la mano de Fundacaminos, una fundación para niños con parálisis cerebral, ubicada en Valencia, que atiende a más de 100 niños con esta condición y que con nuestros aportes mensuales pueden mantener su misión de atención gratuita para sus niños.

El Patio de los Corotos 3

Cuando vemos atrás y admiramos todo el camino que hemos recorrido, nos damos cuenta que no hay obstáculo que sea lo suficientemente grande que nos impida lograr nuestras metas. Reinventarnos y siempre innovar son claves en el trabajo del día a día.  Imaginar que de una necesidad nació una pasión, y esa pasión hoy en día se traduce en: la concepción de un exitoso evento: El Patio de los Corotos, realizado en tres estados: Carabobo, Lara y Portuguesa, la inauguración de dos tiendas físicas: El Patio Galería (en Valencia y Barquisimeto) y muchos sueños más.

Queda mucho más por recorrer, pero lo más importante para nosotros es trasmitirles a nuestros hijos que para sacar un país adelante solo hay que tener verdaderas ganas de hacerlo, trabajar con honestidad y luchar con constancia.

[Editado por Así se Emprende]

El Patio de los Corotos_logo

 COORDENADAS 

❤ Instagram: @elpatiodeloscorotos | @elpatiogaleria

👍 Facebook: El Patio de los Corotos

📣 Twitter: @elpatiocorotos

🌐 Web: www.elpatiodeloscorotos.com.ve

📲 Teléfono: +58 414 4011010

📩 Correo: elpatiodeloscorotos@gmail.com


 

Deja un comentario

*

You May Also Like

Latest Products

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.