Yndira Alcalá, creadora del Centro de Capacitación Cona’s

Soy la profesora Yndira Alcalá López y quiero compartir con ustedes mi historia de emprendimiento: el Centro de Capacitación Cona’s. Para mí la formación académica siempre fue considerada un recurso fundamental en la formación integral de la persona, así que era una actividad cotidiana realizar cursos y talleres de capacitación laboral, siempre con el deseo de crear un centro de capacitación para prestar ese servicio a las personas, guiada por la vocación en la carrera docente, específicamente en el área de formación para el trabajo. Dibujaba en mi mente el día de ver materializado mi sueño.

Mientras el tiempo trascurría continúe mis estudios universitarios en la carrera Educación Comercial en el Instituto Pedagógico de Caracas (Venezuela), lo que me permitió adquirir nuevas competencias para nuevos retos profesionales. Comienzo a ejercer mi carrera en academias y centros de capacitación privados, empecé a relacionarme con otras personas y una compañera me habla de la existencia de entes didácticos en el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (INCES), la idea me gustó pues no necesitaba gran inversión para ello, ni gastos de alquiler en un local para poder funcionar, esto hacía posible un nuevo escalón, un pequeño paso hacia mi meta.

Yndira Alcalá, fundadora de Centro de Capacitación Cona's

Yndira Alcalá, fundadora de Cona’s

Es así como en el año 2008 registro legalmente el Centro de Capacitación Cona’s 2008 C.A y me inscribo como ente didáctico en el INCES del estado Vargas de Venezuela, donde resido; para ello necesité varios documentos legales y es ahí cuando comienzo a darme cuenta del gran compromiso que estaba asumiendo. Siempre he pensado que no hay camino fácil, todos los caminos tienen espinas, pero si uno cree en su proyecto, en su meta, todo es posible.

Desde ese momento me dediqué a diseñar los programas de formación, los cuales ofertaba en las empresas de la localidad para ser dictados a sus trabajadores. Sin embargo, al no tener contrataciones de ninguna empresa decido aceptar una oferta de trabajo y éste ocupó mi tiempo durante casi cuatro años, olvidando sólo por momentos mi proyecto inicial. Este empleo era como instructora del curso Asistente Administrativo y representó nuevas oportunidades y contacto con personas que más adelante aportarían a mi proyecto emprendedor.

Un día sentí que ya había cumplido mi etapa en ese trabajo, decidí renunciar y retomar mi proyecto con mayor fuerza y motivación; comencé a hacer nuevos contacto en las empresas, a diseñar cursos, empezaba en entender que si realmente esto era lo que quería hacer debía ser perseverante y trabajar día a día en mi proyecto, requería del 100% de mi esfuerzo para poder rendir frutos.

Mi deseo de avanzar y crecer me animaba a contar mi proyecto entre amigos y compañeros y es así como en el año 2015 una compañera de trabajo, también docente, se mostró interesada en mi idea y se comprometió a conversar con su mamá, quien tenía una habitación disponible para alquilar. En el mes de julio de ese año logro alquilar mi primer espacio, un local comercial con una capacidad para atender a 10 participantes máximo, y dictar mis cursos de asistente administrativo, contabilidad y recursos humanos.

A través de mi empleo formal obtuve el dinero para mi primera inversión: 2 mesas, 10 sillas y 1 ventilador -en una oportunidad anterior había adquirido un escritorio pensando en el día en que tuviese mi oficina-. Fue así como el 01 de septiembre inauguré mi local de una manera sencilla, de acuerdo a como mis recursos del momento me lo permitieron. Para lograrlo me tocó renunciar al disfrute de un viaje de vacaciones, pero estaba feliz y satisfecha de ver un nuevo avance, un nuevo paso en mi proyecto.

Cursos Conas 2Mi emprendimiento lo compagino con mi trabajo en el Liceo Bolivariano Mariano Montilla, parroquia Carlos Soublette, en el que tengo 22 años de servicios como personal administrativo. Como ven, siempre he estado ligada al campo educativo.

Una vez con mi espacio físico disponible, el siguiente paso era dar a conocer el centro de capacitación y los servicios que brinda; así comienzo el proceso de publicidad de los cursos a través de volantes y avisos de prensa en el diario de la localidad. En principio con el sueldo de mi trabajo costeaba todos los gastos del local, publicidad y gastos generales propios de la actividad comercial, hasta que en la actualidad estos gastos los cubro con los ingresos obtenidos de los servicios prestados como son inscripción y pago semanal de los participantes.

He comprendido que para llegar al cliente debo responder a sus necesidades e intereses, la mayoría realiza el curso porque desean incorporarse rápidamente al campo de trabajo, lo cual me exige adaptar el curso a las demandas del mercado laboral. Me gusta que el cliente sienta que lo que está aprendiendo le será útil. La mayor satisfacción que he tenido hasta los momentos son dos participantes que lograron obtener un empleo, una de ellas por medio de las pasantías que realizo.

Mi formación académica ha sido una herramienta valiosa en mi trabajo como emprendedora, pues me permite desempeñar las múltiples actividades que esta labor requiere: redacción, contabilidad, actividades secretariales, atención al público, relaciones humanas, entre otras.

Lo que más me gusta de ser emprendedora es que es un trabajo dinámico donde cada día es un nuevo reto, una nueva oportunidad, rompes con la rutina, lo cotidiano, lo más retador es recorrer el camino sólo por las múltiples actividades que tienes que hacer, sin embargo, el amor por lo que haces, la motivación por tu proyecto te permiten seguir avanzando, superando obstáculos, asumiendo nuevos retos y oportunidades. En el camino he encontrado grandes colaboradores como es el caso de la persona que me asesora en el área de contabilidad, mi sobrina que me colabora en el diseño de las publicaciones para las redes sociales, mi pareja que en su tiempo libre me apoya y colabora, una estudiante es diseñadora gráfica y a través de ella se elaboran sellos y facturas. De igual manera siempre estoy atenta a cualquier aporte que puedan hacerme. Otra aspecto importante que me gusta de esta labor es la cantidad de relaciones interpersonales que he llegado a establecer, personal de diversas instituciones públicas y privadas, de librerías, clientes, profesionales que desean incorporarse como instructores, entre otras.

Capacitacion-en-redes-sociales-700x467Como siempre he escuchado los primeros cuatro años son los más difíciles porque todo el esfuerzo va dirigido a dar a conocer tu proyecto, crear relaciones, es común que en principio se sienta que no se están alcanzado los objetivos o que los resultados son lentos y al menos no se dan con la rapidez que uno quisiera, sin embargo hay que insistir, mantener el enfoque, la fe y confianza en lo que estás haciendo.

Son muchas las experiencias y aprendizajes que he obtenido, entendí que todo comienza por dar el primer paso, que debía tener metas a corto, mediano y a largo plazo, y recuerdo que cuando tenía mi idea inicial me enfocaba siempre en tener una academia, algunas personas me decían que eso requería una gran inversión, más adelante comprendí que debía tener un plan de negocio con diversas actividades y tareas a través de las cuales iría construyendo paso a paso el centro de capacitación.

Comencé a ver que cada acción emprendida me enseñaba una nueva ruta a seguir, me mostraba un nuevo camino, colocaba al frente de nuevas personas. En las nuevas tecnologías encontré nuevas herramientas que guían mi día a día, a través de twitter encontré cuentas como Así se Emprende, en la que he encontrado información valiosa relacionada a la actividad emprendedora. También a través de otros seguidores encontré artículos con información valiosa relacionadas al área del emprendimiento.

Ya son dos años al frente de este proyecto y hoy en día estoy convencida que esto es lo que quiero seguir haciendo, por eso cada día me enfoco más en ello, porque sé que para poder avanzar y ver el fruto del trabajo debo dedicarme y trabajar día a día en ello. Sé que aún hay mucho camino por recorrer y tengo la mejor disposición de seguir trabajando para materializar mi meta, quiero a través del Centro de Capacitación Cona’s brindar apoyo educativo, resaltando la calidad humana que debe tener el recurso humano de una empresa, puesto que si bien es importante formarse como profesional en un área específica no podemos dejar de lado las habilidades sociales de toda persona como son trabajar en equipo, ser creativos, responsables y mantener siempre la mejor actitud.

[Editado por Así se Emprende]

Cursos Conas

Deja un comentario

*

You May Also Like

Latest Products